Hoy en día, apostar por la digitalización de las gestiones que tu local necesita, es algo fundamental por varios motivos. Buscamos siempre factores diferenciadores de nuestro negocio para posicionarnos por encima de la competencia, pero sobretodo, para agilizar y facilitar las gestiones que creen un clima más eficiente y, por tanto, que genere un beneficio importante al negocio. Hoy: Hostelería segura con Cashkeeper.

 

El sector de la hostelería

Consideramos la hostelería una empresa que debe actualizarse constantemente, el mundo de la restauración ha empezado ya a innovar en varios aspectos, pues es fundamental conseguir que los clientes estén satisfechos y que su negocio goce de la mayor seguridad.

Para ello, ya vemos cartas digitales, avisadores de mesas y sistemas de cobro de lo más interesantes como CASHKEEPER.

El sistema de cobro inteligente CASHKEEPER, permitirá agilizar los cobros en todos los negocios, como el de la hostelería. El hecho de ser una herramienta digital ayudará a minimizar los descuidos en los cobros, independientemente de las cantidades.

El sistema de cobro con CASHKEEPER, facilita mucho los cierres de caja que en los que, normalmente, el personal debe invertir mucho tiempo. Por otro lado, los cierres no se hacen de la misma forma; son mucho más fáciles, inmediatos y precisos, al evitar descuadres.

El tiempo también juega un papel importante con los cajones de cobro automático. Sin ellos, el personal debe dedicar tiempo a examinar la vuelta por parte de los clientes. Hay dos formas de pago esenciales que agilizarán el proceso:

  • El cliente paga directamente cuando recoge su pedido.
  • El cliente se desplaza al lugar donde se encuentra el cajón de cobro después del servicio.
  • El camarero recoge el dinero en la mesa de los comensales y se encarga de introducirlo en el cajón de cobro con poco esfuerzo y necesidad de hacer nada más, pues el cambio saldrá de forma automática.

 

Hostelería segura con Cashkeeper

Por tanto, un cajón de cobro inteligente como CASHKEEPER, dotará al local de mucha rapidez en los cobros lo que permitirá una gestión más efectiva de las mesas y el cliente estará mucho más satisfecho. Por otro lado, los camareros estarán más seguros de haber efectuado el cobro correctamente ya que no hay lugar a error.

Por otro lado, el efectivo estará almacenado y no podrá tocarse sin realizar una operación o sin disponer de la llave de los 3 niveles de seguridad, lo que da al establecimiento y al personal una doble garantía de todo el control del dinero. Además, un punto muy fuerte para tener en cuenta es que la propia máquina detectará automáticamente los billetes falsos.

CASHKEEPER ofrece una seguridad y agilidad que facilita el bienestar del empleado, que estará seguro de no haber cometido errores y abarcará sin retrasos la rotación de las mesas.

Un factor clave a valorar, y más hoy en día debido a la crisis sanitaria de la COVID-19, es la higiene. Manipular platos y dinero no es lo ideal por lo que con este sistema el cliente quedará estará más tranquilo.